Lo que vives
hace historia

 

 

San Miguel de Allende

Es uno de los sitios más bellos de la provincia guanajuatense, cargado de historia y tradición. Su fundación surgió de la necesidad de proteger y resguardar a los viajeros que transitaban entre Zacatecas y la capital del entonces reino de la Nueva España transportando principalmente minerales y que eran asediados por los nómadas indígenas.

Su posición privilegiada en la ruta hacia las ciudades mineras de Guanajuato, San Luís Potosí y Zacatecas determinó su rápido desarrollo comercial y económico, el cual alcanzó un auge inusitado durante el siglo XVIII, época en que la ciudad adquirió la imagen señorial de bellas casonas, palacios y edificios religiosos que aún permanecen en pie, como mudos testigos de su glorioso pasado.

Destaca la casa donde nació Ignacio Allende, ejemplo de la arquitectura barroca de la ciudad sobre todo en su portada, y que actualmente es sede del Museo Regional.

Por lo que se refiere a la arquitectura religiosa, la ciudad también ostenta tesoros arquitectónicos de extraordinario valor, como la Iglesia y Convento de Santo Domingo, sobria edificación de 1737. El Convento Leal de la Concepción, que en la actualidad es el Centro Cultural. Es una edificación notable por sus enormes patios; fue construido en el siglo XVIII por el arquitecto Francisco Martínez Gudiño.

Muy cerca de la ciudad se encuentra el Santuario de Atotonilco; la fachada del edificio es lisa, con muros muy altos rematados por una arcada invertida.