Lo que vives
hace historia

 

 

Moroleón

Está ubicada en el límite entre las entidades federativas de Guanajuato y Michoacán, es parte de la región Sur del estado de Guanajuato, en la región Centro Occidente de México. Desde mediados del siglo XX, Moroleón ha tenido un importante desarrollo textil y comercial. Colinda al Norte con los municipios de Yuriria y Uriangato, al Este con el municipio de Uriangato; al Sur con el estado de Michoacán y al Oeste con el municipio de Yuriria.

En el año de 1908, Moroleón fue elevado a la categoría de villa; en 1913 se inauguró el templo de Esquipulitas y el 13 de abril de 1929 Moroleón fue elevado a la categoría de ciudad.

La principal fiesta anual se desarrolla en el mes de enero en honor del Señor de Esquipulas, donde se presentan corridas de toros, juegos pirotécnicos, paseos de carros alegóricos, bandas de música, peleas de gallos, danzas tradicionales, eventos deportivos y culturales; lo cual la convierte en una de las fiestas de mayor tradición en el estado de Guanajuato. Además se realizan otras celebraciones como el carnaval, fiesta de San Nicolás de Tolentino, y el día de Moroleón (27 Septiembre).

La actividad comercial se ha desarrollado a partir de la producción textil; por ello existe un gran comercio de productos del ramo, estableciéndose una relación comercial en gran escala con algunos estados del Norte de la República y el Distrito Federal.

Entre los atractivos turísticos y culturales se encuentran: el monumento en honor del Padre de la Patria, Monumento al Gral. Tomás Moreno, Monumento a Francisco Quintana, fundador de Moroleón, Monumento a Don Francisco Ignacio Madero, Parroquia del Señor de Esquipulitas, construcción de estilo gótico, entre otros.

Existe en Moroleón una tradición por conservar los platillos típicos de ese lugar como lo son las carnitas de cerdo, la barbacoa de chivo y borrego así como los deliciosos tamales. Sin descuidar la elaboración de los dulces ya populares como lo son de calabaza, camote y biznaga, charamuscas, caramelos y garapiñados de miel de piloncillo entre otros.