Lo que vives
hace historia

 

 

Celaya

La ciudad se fundó el 12 de octubre de 1571 sobre un poblado indígena llamado Nat-Tha-Hi, que en otomí significa Debajo del Mezquite o A la Sombra del Mezquite.

El municipio de Celaya se ubica dentro del estado de Guanajuato, en lo que se conoce como El Corredor Industrial del Bajío; la ciudad se encuentra asentada en un valle rodeado de grandes cerros, haciéndola propicia para la agricultura, poseé uno de los índices más productivos de la región, colinda al Norte con el municipio de Comonfort, al Este con los municipios de Apaseo El Grande y Apaseo El Alto, al Sur con el municipio de Tarimoro, al Oeste con los municipios de Cortázar y Villagrán, al Noroeste con el municipio de Santa Cruz de Juventino Rosas.



La Bola de Agua es el ícono de la ciudad y también el monumento principal; hoy sigue en funcionamiento para distribuir agua a parte del centro de la ciudad.

La Casa del Diezmo, conocida anteriormente como Alhóndiga, en un principio desarrolló la función de aduana real con la supervisión del notario real, actividad por la cual Celaya adquirió el calificativo de Puerta de Oro del Bajío.

El Museo de Celaya cuenta con ocho salas y nueve ejes temáticos, que abarcan: su pasado prehispánico, la conformación como poblado a través de la heráldica de su escudo de armas, y las aportaciones de sus barrios a la cultura popular.

En las afueras de la ciudad se localizan ruinas de cascos de haciendas que vivieron sus mejores tiempos en los últimos años de 1800, tal como el que se encuentra en la población de Rincón de Tamayo.